¿Necesitás realmente trabajar con una diseñadora?

Lo dije antes y lo voy a decir de nuevo: podés encargarte de la parte gráfica de tu marca por tu cuenta. Hay muchos recursos para hacerlo y, en caso de que no sepas algo, siempre podés seguir un tutorial o tomar un curso y aprenderlo. Mucha gente lo hace, y ¡eh! Quizás vos misma lo estés haciendo. Quiero decir, si llegaste tan lejos haciendo las cosas vos misma, ¿por qué tendrías que cambiar?

¿Esto significa que contratar a una diseñadora gráfica es malgastar dinero? No, en absoluto. Al contrario, trabajar con un diseñadora gráfica puede traerte muchos beneficios, y aquí te detallo algunos de ellos.

Vas a ahorrar tiempo.

Apuesto a que, como emprendedora, tenés que ocuparte de muchas cosas a la vez. ¿Realmente querés dedicar tu tiempo a la creación de material gráfico en lugar de usar ese tiempo haciendo lo que mejor sabes hacer, o sea, dirigir tu negocio? Si trabajás con una diseñadora, vas a tener tus piezas gráficas en una fracción del tiempo que en el que las tendrías si las hicieras por tu cuenta y además,  tendrías más tiempo disponible para crear valor para tu negocio.

Vas a tener una perspectiva nueva.

Vos sos la experta en tu negocio, sin embargo puede que no seas tan buena traduciendo la esencia de tu negocio en un formato visual. El trabajo de una diseñadora es combinar toda la información que vos le das con sus conocimientos, habilidades y creatividad para crear material gráfico que resuene con tu marca y con tus clientes.

Tu marca va a ser consistente.

Tu marca tendrá una identidad visual coherente en todos sus soportes y eso la hará más memorable. Cuanto más memorable sea tu marca, más posibilidades tendrá de ser elegida por sus clientes ideales.

Tu marca va a tener un aspecto profesional.

No hay segunda oportunidad para la primera impresión. Si tenés una identidad visual que muestre la esencia de tu marca, si todo tu material gráfico es consistente, tu marca va a tener un aspecto más profesional y la gente se sentirá más predispuesta a confiar en tu marca, por lo tanto en vos.

Por lo tanto, si estás súper convencida de que querés ocuparte del aspecto visual de tu marca por tu cuenta, está perfectamente. Ahora, si te estás preguntando si contratar a una diseñadora gráfica o no, espero que los beneficios que mencioné te ayuden a tomar la decisión correcta.

Como siempre, si tenés preguntas, comentarios o inquietudes no dudes en contactarme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top