¿Qué es un mensaje de marca?

Imaginate en esta situación: te llega una notificación del Instagram de tu emprendimiento diciendo que tenés un nuevo seguidor. Cuando vas a chequear quién es ves que se trata de una cuenta comercial. El feed es atractivo, las fotos y colores son consistentes pero falta algo… Aún con todo lo positivo que tiene la cuenta de esa marca no lográs descubrir si lo que ofrece te interesa. O quizás te interesa el producto o servicio, pero por algún motivo no estás tan segura de querer comprarlo en ese lugar. No solo es poco probable que empieces a seguir a esa cuenta sino que las posibilidades de que la recuerdes son escasas.

Ahora imaginá que a otra persona le pasa lo mismo pero con la cuenta de Instagram o con el sitio web de tu emprendimiento. Definitivamente no querés que tu emprendimiento sea olvidado por un potencial cliente, ¿no es cierto? Perfecto, entonces para que te tengan presente siempre es útil desarrollar un mensaje de marca.

Y ¿qué es un mensaje de marca? El mensaje de marca consiste en comunicar la esencia de tu marca con sus clientes potenciales utilizando las palabras y expresiones adecuadas. Se trata de conectar de manera consistente los pilares de la marca con quienes pueda interesarles.

A lo mejor te estás preguntando por qué deberías pensar en un mensaje, después de todo llegaste hasta donde estás sin tener un mensaje definido. La realidad es que la mayoría de nosotros vendemos productos o servicios que ya existen, hay muchas otras personas que ofrecen lo mismo que nosotros. O sea que para que nos recuerden vamos a tener que recurrir a algún tipo de diferenciación. Idealmente nos vamos a diferenciar por nuestro producto o servicio y por la manera en la que trabajamos. Pero también es importante contar o comunicar cuál es la esencia de nuestra marca, sobre todo a aquellas personas que no la conocen y acá es cuando vemos el beneficio de un buen mensaje de marca.

¿Por qué? Porque con un mensaje definido vamos a tener más posibilidades de atraer a las personas a las que queremos llegar. El mensaje puede tomar distintas formas: puede ser un slogan, un tagline, un pitch de ventas, etc. Pero todos estos formatos van a tener algo en común: van a transmitir la esencia de tu marca de modo breve y conciso aun cuando detrás de esas ideas los conceptos sean más complejos. El objetivo del mensaje es que la marca sea recordada y deseada.

Estos son algunos ejemplos de mensaje de marca:

Dove

Esta marca no solo vende productos de cuidado personal, lo que hace es centrarse en personas reales y la intención es resaltar la belleza natural de sus consumidores.

Coca-Cola

Todos sabemos de qué producto se trata. La idea del mensaje es que al consumirla, tus momentos cotidianos se disfrutan más y son más especiales.

Chicco

Chicco logra transmitir en su mensaje no solo la durabilidad de sus productos, sino que también refleja vínculos emocionales y afectivos duraderos.

Si querés definir un mensaje para tu marca podés empezar por hacerte estas preguntas:

¿Cuál es la propuesta de valor de tu marca?

Detallá qué es lo que hace que tu marca sea diferente a la competencia y cómo eso va a beneficiar a su público objetivo.

¿Cuál es tu audiencia?

Focalizate en un grupo de personas y conocelas. Descubrí cuáles son sus intereses, sus necesidades, sus gustos y sus hábitos.

¿Cuáles son los valores que guían a tu marca?

Estos son los puntos claves que van a hacer que tu marca resulte atractiva y confiable para tu público objetivo.

Después de reflexionar sobre estos puntos formulá un mensaje articulado en un tono que resuene con tu cliente ideal. A partir de ahí podés ver la manera de integrar el mensaje a los distintos elementos de tu identidad de marca de modo consistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top